Té azul Oolong

Oolong, también llamado té azul.

El nombre Oolong se traduce literalmente como “Dragón Negro” y es muy popular en China. Su auténtico origen es  Taiwán y te sorprenderá por su complejidad aromática y sus sabores naturales y únicos.

Los tés Oolong tienen hojas parcialmente oxidadas y combinan las cualidades de sabor y color del té negro y verde. Su nivel de oxidación puede variar entre aproximadamente el 8 y el 80 por ciento.

Son extremadamente sabrosos y muy aromáticos. Si aún no has probado un auténtico té oolong de alta calidad, sorpréndete con su escala de sabores naturales desarrollados en la hoja durante el procesamiento.

El sabor de los tés oolong puede ser a nuez, tostado, lechoso, floral, amaderado, dulce, achocolatado, etc… dependiendo de la variedad o cultivo de la planta de té así como del procesamiento de la hoja. Se consumen sin leche ni azúcar.

Para la producción de algunos tés oolong, se usan hojas maduras, recogidas cuando las yemas del té se han abierto por completo, lo que ocurre a finales de la primavera.

A diferencia de otros tipos de té, las hojas se magullan y/o agitan intencionadamente durante el proceso de fabricación para oxidar ligeramente algunas partes de la hoja y dejar otras partes intactas y no oxidadas.

Como resultado, las hojas de té liberan aceites esenciales y  desarrollan aromas naturales muy fragantes. A continuación, las hojas se bañan para detener la oxidación y se enrollan para desarrollar el sabor.

Los tés oolong más verdes generalmente se enrollan en pepitas en forma de bola, mientras que los oolongs más oxidados se enrollan como hojas abiertas ligeramente torcidas.

Los oolongs más oscuros de hojas abiertas se tuestan sobre carbón para dar a los tés un carácter rico y tostado con sabores complejos.

Carrito Item Removed. Undo
  • Sin productos en el carrito.